martes, 26 de mayo de 2015

Daniel Kahneman: El enigma de la experiencia frente a la memoria





Daniel Kahneman: El enigma de la experiencia frente a la memoria

Utilizando ejemplos que van desde unas vacaciones a colonoscopias, el premio Nobel y fundador de la economía conductual Daniel Kahneman revela cómo...

TED.COM|DE DANIEL KAHNEMAN

Todo el mundo habla acerca de la felicidad en estos días. Hice que alguien contara el número de libroscon la palabra "felicidad" en el título, publicados en los últimos cinco años y se dieron por vencidos después de unos 40, y había muchos más. Hay una enorme oleada de interés sobre la felicidad, entre los investigadores. Hay un montón de asesoramiento sobre la felicidad. A todo el mundo le gustaría hacer a la gente más feliz. Pero a pesar de toda esta multitud de trabajos, hay varias trampas de tipo cognitivo que hacen casi imposible pensar con claridad acerca de la felicidad.

0:45Y mi charla de hoy será sobre todo acerca de estas trampas cognitivas. Esto se refiere tanto a la gente común que piensa sobre su propia felicidad. como a los académicos que reflexionan sobre la felicidad,porque resulta que estamos tan confundidos como los demás. La primera de estas trampas es la reticencia en admitir su complejidad. Resulta que la palabra felicidad ya no es una palabra útil porque la aplicamos a demasiadas cosas diferentes. Creo que hay un significado en particular a la que podríamos restringirla, pero, en general, esto es algo que tendremos que desechar y tendremos que adoptar el punto de vista más complicado de lo que es el bienestar. La segunda trampa es una confusión entre experiencia y la memoria: en concreto entre estar contento en la vida y estar feliz con tu vida o valorar tu vida como feliz. Y estos son dos conceptos muy diferentes, y ambos están agrupados en la noción de felicidad. Y la tercera es la ilusión de enfoque, y es el desafortunado hecho de que no podemos pensar en ninguna circunstancia que afecte al bienestar sin distorsionar su importancia. Es decir, esta es una trampa cognitiva fundamental. Es imposible no equivocarse.

1:57Ahora me gustaría comenzar con un ejemplo de alguien en una sesión de preguntas y respuestasdespués de una de mis conferencias que contó una historia. [inaudible...] Dijo que había estado escuchando una sinfonía y que era una música absolutamente maravillosa y al final de la grabación,hubo un sonido chirriante horrible. Y luego añadió, realmente muy afectado, que eso había echado a perder la experiencia por completo. Pero no fue así. Lo que se había echado a perder fueron los recuerdos de esa experiencia. Había tenido la experiencia. Había tenido 20 minutos de una música gloriosa. Y no contaron en absoluto porque se quedó con un recuerdo, el recuerdo se había arruinado,y era todo lo que había quedado.

2:45Lo que esto nos dice, en realidad, es que podríamos pensar en nosotros mismos y en otras personasen términos de dos yos. Hay un yo que tiene experiencias, que vive en el presente y conoce el presente, es capaz de revivir el pasado, pero básicamente sólo tiene el presente. Es el yo que tiene experiencias el que trata un médico cuando pregunta: "¿Te duele ahora, cuando toco aquí?" Y luego hay un yo que recuerda, y el yo que recuerda es el que toma nota, y mantiene la historia de nuestra vida, y es al que el médico le pregunta, "¿Cómo se siente últimamente?" o "¿Cómo fue su viaje a Albania?" o algo así. Estas son dos entidades muy diferentes, el yo que tiene experiencias y el yo que tiene recuerdos y confundirse entre ellos es parte de la problemática de la noción de felicidad.

3:45Ahora bien, el yo que tiene recuerdos es un narrador de historias. Y eso se inicia realmente como una respuesta inmediata a nuestros recuerdos - se inicia automáticamente. No sólo contamos historias, cuando nos disponemos a contar historias. Nuestra memoria nos cuenta historias, es decir, lo que nos queda para recordar de nuestras experiencias es una historia. Y permítanme comenzar con un ejemplo. Este es un viejo estudio. Estos son pacientes reales siendo tratados mediante un procedimiento doloroso. No voy a entrar en detalles. Ya no es doloroso estos días, pero lo era, cuando se realizó este estudio en la década de 1990. Se les pidió que informaran sobre su dolor cada 60 segundos. Y aquí tenemos dos pacientes. Estos son sus datos. Y si os preguntan, "¿Quién de ellos sufrió más?" Es una pregunta muy fácil. Evidentemente, el paciente B sufrió más. Su colonoscopia duró más tiempo, y cada minuto de dolor que tuvo el paciente A también lo tuvo el paciente B y aún más.

4:47Pero ahora hacemos otra pregunta: "¿Cuánto piensan estos pacientes que han sufrido?" Y aquí está la sorpresa: Y la sorpresa es que el paciente A tenía un recuerdo mucho peor de la colonoscopia que el paciente B. Las historias de las colonoscopias eran diferentes y debido a que una parte muy importante de la historia es como termina - y ninguna de estas historias inspira mucho o es grandiosapero una de ellas es diferente... (Risas) pero una de ellas es claramente peor que la otra. Y la que es peor fue aquella en que el dolor tuvo su apogeo al final. Es una mala historia. ¿Cómo lo sabemos?Porque le preguntamos a estas personas después de la colonoscopia, y mucho después, también,"¿Cuán dolorosa fue la experiencia, en general?" y fue mucho peor para A que para B en como la recuerdan.

5:40Entonces se trata de un conflicto directo entre el yo que tiene experiencias y el yo que recuerda.Desde el punto de vista del yo que tiene experiencias, está claro que B tuvo una experiencia peor.Ahora, lo que podríamos hacer con el paciente A, y de hecho realizamos experimentos clínicos, y se ha hecho, y funciona, realmente se podría extender la colonoscopia del paciente A con sólo mantener el tubo sin que se moviera demasiado. Eso hará que el paciente sufra, pero sólo un poco y mucho menos que antes. Y si lo haces por un par de minutos, has hecho que el yo que tiene experiencias del paciente A experimente una situación peor, y que el yo que recuerda del paciente A esté mucho mejor,porque ahora has proporcionado al paciente A una mejor historia sobre su experiencia. ¿Qué define una historia? Y eso es verdad de las historias que la memoria nos proporciona, y también es verdad de las historias que nos inventamos. Lo que define a una historia son los cambios, los momentos importantes y los finales. El final es muy, muy importante y, en este caso, prevalecía el final.

6:55Ahora bien, el yo que tiene experiencias vive su vida de forma continua. Tiene experiencias, una tras otra. Y os preguntareis: ¿Qué pasa con estas experiencias? Y la respuesta es muy sencilla. Se pierden para siempre. Quiero decir, la mayoría de los momentos de nuestra vida - y lo he calculado, sabéis, el presente psicológico se dice que tiene unos tres segundos de duración. Lo que significa que en una vida hay alrededor de 600 millones de ellos. En un mes, hay cerca de 600.000. La mayoría de ellos no dejan rastro. La mayoría de ellos son completamente ignorados por el yo que recuerda. Y, sin embargo, de alguna manera nos parece que deberían tenerse en cuenta, que lo que nos sucede en estos momentos y experiencias es nuestra vida. Es el recurso finito que tenemos mientras estamos en este mundo. Y cómo usarlo, parecería ser relevante, pero esa no es la historia con la que se queda para nosotros el yo que recuerda.

7:53Así que tenemos el yo que recuerda y el yo que tiene experiencias, y son realmente muy diferentes. La mayor diferencia entre ellos es en su tratamiento del tiempo. Desde el punto de vista del yo que tiene experiencias, si tienes unas vacaciones, y la segunda semana es tan buena como la primera, entonces estas vacaciones de dos semanas son el doble de buenas en comparación a unas vacaciones de una semana. Esa no es la forma en que funciona en absoluto el yo que recuerda. Para el yo que recuerda, dos semanas de vacaciones son apenas mejores que las vacaciones de una semana porque no se añaden nuevos recuerdos. No ha cambiado la historia. Y de esta manera, el tiempo es realmente la variable fundamental que distingue al yo que recuerda del yo que tiene experiencias. El tiempo tiene muy poco impacto en esta historia.

8:45Ahora bien, el yo que recuerda hace más que recordar y contar historias. En realidad, es el que toma las decisiones porque, si tienes un paciente que ha tenido, digamos, dos colonoscopias con dos cirujanos diferentes y tiene que decidir cuál de ellos elegir, entonces, elegirá a aquel cirujano del que tiene un recuerdo menos malo. elegirá a ese cirujano El yo que tiene experiencias no tiene ni voz ni voto en esta elección. En realidad no elegimos entre experiencias. Elegimos entre los recuerdos de experiencias. E, incluso cuando pensamos en el futuro, no pensamos en nuestro futuro normalmente en cuanto a experiencias. Pensamos en nuestro futuro en cuanto recuerdos previstos. Y en esencia lo puedes ver, como una tiranía del yo que recuerda, y se puede pensar en el yo que recuerda como obligando al yo que tiene experiencias a tener experiencias que en realidad no necesita.

9:46Tengo la sensación de que cuando vamos de vacaciones este es un caso muy frecuente, es decir, vamos de vacaciones, en gran medida , al servicio de yo que recuerda. Y pienso que esto es un poco difícil de justificar. Quiero decir, ¿cuánto pensamos sobre nuestros recuerdos? Esa es una de las explicaciones que se da para el dominio del yo que recuerda. Y cuando pienso en ello, pienso en unas vacaciones que tuvimos en la Antártida hace unos años, que fueron sin duda las mejores vacaciones que he tenido, y pienso en ellas con relativa frecuencia, en comparación con cuanto pienso en otras vacaciones. Y probablemente haya pensado sobre mis recuerdos de ese viaje de tres semanas, diría que, durante unos 25 minutos en los últimos cuatro años. Bueno, si alguna vez hubiera abierto la carpeta con las 600 fotos en ella, hubiera pasado otra hora. Eso para tres semanas, y es como mucho una hora y media. Parece haber una discrepancia. Bueno, puedo parecer un poco extremo, en las pocas ganas que tengo en reflexionar sobre mis recuerdos, pero incluso si lo hacéis más tiempo,aparece una cuestión importante. ¿Por qué damos tanta importancia a nuestros recuerdos en relación a la importancia que damos a las experiencias?

11:04Así que quiero que hagáis un experimento mental. Imaginar que en vuestras próximas vacacionessabéis que al final de las vacaciones se destruirán todas vuestras fotos, y os administrarán una droga amnésica de modo que no recordareis nada. Ahora, ¿elegiríais las mismas vacaciones? (Risas) Y si eligierais unas vacaciones diferentes, habría un conflicto entre vuestros dos yos, y hay que pensar en cómo dirimir ese conflicto, y en realidad no es tan evidente, ya que, si lo pensáis en términos de tiempo, entonces obtendréis una respuesta. Y si lo pensáis en términos de recuerdos, obtendréis otra respuesta. ¿Por qué elegimos las vacaciones que elegimos?, es un problema que nos remite a una elección entre los dos yos.

11:57Ahora bien, los dos yos plantean dos nociones de felicidad. En realidad hay dos conceptos de felicidada los que podemos referirnos, uno para cada yo. Así que podéis preguntar: ¿Qué tan feliz es el yo que tiene experiencias? Y luego te preguntarías: ¿Cómo son de felices los momentos en la vida del yo que tiene experiencias? Y todos lo son - la felicidad en cada momento es un proceso bastante complicado.¿Qué emociones se pueden medir? Y, por cierto, ahora somos capaces de obtener una idea bastante buena de la felicidad del yo que tiene experiencias a lo largo del tiempo. Si te preguntas por la felicidad del yo que recuerda, es una cosa totalmente diferente. No es acerca de cómo es de feliz una persona.Se trata de cuan satisfecha está una persona cuando piensa sobre su vida. Una noción muy diferente.Cualquier persona que no distingue estos conceptos, se va a confundir en el estudio de la felicidad, y yo pertenezco a un grupo de estudiosos del bienestar, que han estado confundidos en el estudio de la felicidad durante mucho tiempo debido a ello.

13:05La distinción entre la felicidad del yo que tiene experiencias y la satisfacción del yo que recuerda ha sido reconocida en los últimos años, y actualmente se intenta medir las dos por separado, la Organización Gallup realiza una encuesta mundial con más de medio millón de personas a las que se les ha preguntado acerca de lo que piensan de su vida y de sus experiencias. Y ha habido otras tentativas en ese sentido. Así, en los últimos años, hemos comenzado a aprender acerca de la felicidad de los dos yos. Y la principal lección que creo que hemos aprendido, es que son realmente diferentes.Tu puedes saber cuan satisfecho está alguien con su vida, y eso realmente no te indica gran cosasobre si están viviendo su vida de manera feliz , y viceversa. Para dar una idea de la correlación, la correlación es de 0.5. Lo que significa que si conociste a alguien, y te dijeron, ¡oh su padre mide seis pies de altura,(1.83 cm) ¿cuánto sabes acerca de su altura? Bueno, sabrás algo acerca de su altura,pero hay mucha incertidumbre. Tienes aún mucha incertidumbre. Si te digo que alguien clasificó su vida con un ocho en una escala de diez, aún existe una gran cantidad de incertidumbre acerca de lo feliz que es con respecto a su yo que tiene experiencias. Así que la correlación es baja.

14:25Sabemos algo acerca de lo que controla la satisfacción de la felicidad del yo. Sabemos que el dinero es muy importante, nuestras metas son muy importantes. Sabemos que la felicidad es fundamentalmente estar satisfecho sobre todo con la gente que nos gusta estar, pasar tiempo con la gente que nos gusta. Hay otros placeres, pero este es el dominante. Así que si deseas maximizar la felicidad de los dos yos, terminarás haciendo cosas muy diferentes. La conclusión de lo que he dicho aquí es que realmente no se debería pensar en la felicidad como un sustituto para el bienestar. Es un concepto completamente diferente.

15:04Ahora, muy rápidamente, otra razón por la que no podemos pensar con claridad acerca de la felicidades que no prestamos atención a las mismas cosas cuando pensamos en la vida, y cuando realmente vivimos. Así que, si preguntas simplemente qué tan feliz es la gente de California, no vas a conseguir una respuesta correcta. Al hacer esa pregunta, crees que la gente debe ser más feliz en California,Que si vives en Ohio, por ejemplo. (Risas) Y lo que pasa es Que cuando piensas sobre la vida en California, estás pensando en el contraste entre California y otros lugares, y ese contraste es, por ejemplo, en el clima. Bueno, resulta que el clima no es muy importante para el yo que tiene experiencias y ni siquiera es muy importante para el yo que reflexiona que decide cuán feliz es la gente. Ahora bien, debido a que el yo que reflexiona es el que manda, puedes acabar - algunas personas pueden acabar mudándose a California. Y es interesante descubrir lo que le sucede a las personas que se mudan a California con la esperanza de ser más felices. Bueno, su yo que tiene experiencias no va a ser más feliz. Eso lo sabemos Pero va a suceder una cosa. Ellos creerán que son más felices, porque, cuando piensan en ello, recordarán lo horrible que era el tiempo en Ohio. Y pensarán que tomaron la decisión correcta.

16:37Es muy difícil pensar con claridad sobre el bienestar, y espero haberos dado una idea de lo difícil que es.

16:46Gracias.

16:48(Aplausos)

16:51Chris Anderson: Gracias. Tengo una pregunta para usted. Muchísimas gracias. Cuando estábamos al teléfono hace unas semanas, usted mencionó que había un resultado muy interesante que surgió de la encuesta de Gallup. ¿Hay algo que pueda decirnos ya que todavía le queda algún tiempo aún?

17:10Daniel Kahneman: Claro. Pienso que el resultado más interesante que hemos hallado en la encuesta de Gallup es un número, que no esperábamos encontrar en absoluto. Hallamos ese número con respecto a la felicidad del yo que tiene experiencias. Cuando analizamos cómo los sentimientos varían con los ingresos. Y resulta que, por debajo de unos ingresos de 60.000 dólares al año, para los estadounidenses, y esto es una muestra muy grande de estadounidenses, alrededor de 600.000, es una muestra representativa significativa, por debajo de unos ingresos de 600.000 dólares al año...

17:43CA: 60.000

17:45DK: 60.000 (Risas) 60.000 dólares al año, la gente es infeliz, y son más infelices cuanto más pobres son. Pero por encima de ese umbral, obtenemos una línea totalmente plana. Quiero decir, pocas veces he visto líneas tan planas. Es evidente que lo que sucede es que el dinero no compra la felicidad de nuestras experiencias, pero la falta de dinero con seguridad produce miseria, y podemos medir esa miseria con mucha precisión. En términos del otro yo, el yo que recuerda, la historia es diferente.Cuanto más dinero ganas más satisfecho estas. Eso no se cumple para las emociones.

18:24CA: Pero Danny, el principal empeño americano se centra en la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad. Si la gente se toma en serio esta afirmación, me parece que revoluciona todo lo que creemos sobre, digamos, por ejemplo, la política fiscal y temas por el estilo. ¿Hay alguna posibilidad de que los políticos, que el país en general, tomé esta conclusión en serio y defina políticas públicas basadas en ella?

18:49DK: Usted sabe que yo creo que hay un reconocimiento del papel de la investigación de la felicidad en las políticas públicas. El reconocimiento va a ser lento en los Estados Unidos, no hay duda de ello, pero en el Reino Unido, se está reconociendo, y en otros países se está reconociendo. La gente reconoce que debe pensar en la felicidad cuando piensa en políticas públicas. Va a llevar un tiempo y la gente va a debatir si quiere estudiar la felicidad de nuestras experiencias, o si quiere estudiar la evaluación de la vida, por lo tanto tenemos que tener ese debate bastante pronto. El cómo aumentar la felicidad, se ve de distintas maneras dependiendo de lo que piensas y si lo haces sobre el yo que recuerda o el yo que tiene experiencias Ello va a influir en la políticas públicas, creo yo, en los años venideros En los Estados Unidos, se está intentando medir la felicidad experimentada por la población. Esto formará, en la próxima década o la siguiente, parte de las estadísticas nacionales.

19:44CA: Bueno, me parece, que este tema será, o al menos debería ser, la discusión política más interesante para desarrollar en los próximos años. Muchas gracias por inventar la economía conductual. Gracias Danny Kahneman

'Si la víctima responde, el acosador se anula'. El Programa KiVa, la apuesta finlandesa contra el acoso escolar


El Programa KiVa, la apuesta finlandesa contra el acoso escolar, ha reducido el fenómeno en un 79% desde 2006

Christina Salmivalli, una de las creadoras del sistema, sostiene que es "la actitud del grupo la que puede marcar la diferencia"

REBECA YANKEMadridActualizado:14/05/2015 04:06 horas

Que no haya risas y tampoco silencio cuando un alumno sufre acoso en el colegio, ése fue el objetivo principal de Christina Salmivallicuando, en 2006, el entonces ministro de Educación finlandés, Antti Kalliomäki, le encomendó que buscara el bienestar de los estudiantes a través de un programa dirigido a reducir los casos de 'bullying' y 'ciberbullying' en el país. Ha desaparecido en el 79% de las escuelas y se ha reducido en el 18%.

Empezaron a preocuparse por el fenómeno en la década de los 90 e hicieron algunos cambios legislativos, aumentaron los recursos cuando comenzaba el Tercer Milenio y, tras un año de pruebas, Finlandia se enfrentó a una de sus peores tragedias hasta el momento, el tiroteo en el instituto de Jokela, en el que murieron ocho estudiantes y la directora del centro. "El adolescente que perpetró los asesinatos había sido víctima de acoso escolar durante toda su vida académica", ha advertido Salmivalli en una conferencia en el Instituto Iberoamericano de Finlandia.

Ha venido a Madrid a contar las bondades del Programa KiVa que, en su país, se emplea ya en el 90% de las escuelas y que está comenzando a expandirse; 2014 ha sido el primer año de KiVa en Nueva Zelanda, Países Bajos, Estonia, Reino Unido e Italia. Cuenta Salmivalli que el primer paso es "valorar si un suceso es sistémico o puntual". "Dedicamos mucho tiempo a reflexionar cómo confrontar al estudiante acosador. ¿Hay que ser autoritario con él o no serlo? Tras años de estudio y de práctica en las aulas podemos decir que casi no hay diferencia entre usar una técnica o la otra".

Lo que sí puede provocar cambios es la actitud del grupo. ¿Qué hacen los otros cuando ven cómo acosan a un compañero? "Según nuestra experiencia, un 20% refuerza ese acoso, un 17% defiende a la víctima y el resto permanece pasivo. Donde los compañeros ayudan hay menos acoso, porque los acosadores necesitan de una audiencia a la que demostrar su poder y las víctimas necesitan que por lo menos alguien les apoye", señala esta profesora de la Universidad de Turku.




Entrevista con Christina Salmivalli. Inmaculada Cobo

"La base del Programa KiVa - una palabra polisémica que significa 'contra el acoso' y también que algo es 'guay'- es incluir a todos. Lo fundamental no es que conseguir que la víctima sea menos vulnerable sino influir en los testigos indiferentes, concienciar sobre la importancia del grupo", este tipo de reflexiones transmitió Salmivalli a sindicatos de profesores, maestros y organizaciones contra el acoso.

"Ser tímido o introvertido puede aumentar las posibilidades de ser acosado pero no se puede decir que sea culpa de esos alumnos. La timidez está bien y, además, es una característica genética. Hay que conseguir que los alumnos que sufren acoso se acepten a sí mismos y que lo haga también el resto".

La herramienta que Salmivalli considera que pueden emplear es la sorpresa: "Cuando una víctima responde una manera que el acosador no espera, éste queda anulado", sostiene.


jueves, 21 de mayo de 2015

POR LA NOCHE, AL ACOSTARSE:


Se agradecido por todo lo que tienes (no te quejes por las cosas que no tienes o que has perdido). La gratitud abre las puertas para recibir lo que estás pidiendo y te hace sentir merecedor.

Gracias Dios por todo lo que tengo y por las cosas maravillosas que están por llegar a mí. No te acuestes sin agradecer de cinco a diez cosas que te ocurrieron durante el día. También puedes escribir tus afirmaciones de gratitud en tu diario de agradecimientos.


- Dr. Wayne Dyer
Armonizando los Sentidos [Expanción y Despertar de la Conciencia]

12 PASOS PARA SIMPLIFICAR TU VIDA... Wayne Dyer - "EL CÓDIGO DE SANACIÓN EMOCIONAL"


1. Ordena tu vida, sentirás una gran oleada de inspiración cuando te deshagas de cosas que ya no son útiles en tu vida:

• Regala las cosas que llevas uno o dos años sin utilizar.

• Regala esos archivadores viejos que ocupan espacio y que casi nunca utilizas.

• Dona juguetes, herramientas, libros, bicicletas y platos que no utilices a instituciones de caridad.

Elimina todo aquello que te despierte el deseo de adquirir objetos que contribuyan a una vida desordenada. Recuerda lo que dijo Sócrates: "Está más cerca de Dios quien necesita menos". Así que mientras menos posesiones necesites asegurar, cuidar, desempolvar, organizar y mover, más próximo estarás a escuchar el llamado de la inspiración.

2. Elimina de tu agenda las actividades y obligaciones innecesarias e indeseables.

Si no estás preparado para el Espíritu, lo más probable es que no sientas el resplandor de la inspiración. Dios estará a tu lado, te enviará la orientación, y las personas, que necesitas; pero si estás completamente ocupado, te perderás de estos regalos que pueden transformar tu vida. Así que dile no a las exigencias excesivas, y no te sientas culpable de inyectar una dosis de tiempo libre a tu rutina diaria.

3. Asegúrate de que tu tiempo libre sea libre

Ten cuidado con esas invitaciones que pueden mantenerte en la cúspide de la pirámide social, pero que te impiden el acceso a una inspiración gozosa. Si los cócteles, las reuniones sociales, los eventos para recaudar fondos, e incluso charlar y beber con los amigos no es la forma en que realmente quieres pasar tu tiempo libre, no lo hagas. Rechaza las invitaciones que no activen sensaciones de inspiración.

Creo que pasar una tarde leyendo o escribiendo cartas, viendo una película con un ser querido, cenar con mis hijos o hacer ejercicio, es más inspirador que asistir a un evento en el que suelen abundar las conversaciones inútiles. He aprendido a rechazar esos eventos sin tener que disculparme, y eso me ha permitido tener más momentos de inspiración.

4. Saca tiempo para la meditación y el yoga

Saca por lo menos 20 minutos diarios, siéntate en silencio y establece un contacto consciente con Dios. Escribí un libro sobre este tema, “Cayendo al abismo”, así que no me extenderé más. Sin embargo, diré que he recibido miles de mensajes de personas de todo el mundo en los que me expresaron su agradecimiento por haber aprendido a simplificar su vida cuando comenzaron a meditar. Te invito a que busques un centro de yoga cerca de tu casa y comiences a practicar con regularidad. Las recompensas son maravillosas: te sentirás menos estresado y más saludable e inspirado por todo lo que podrás hacer con y por tu cuerpo en muy poco tiempo.

5. Regresa a la sencillez de la naturaleza

No hay nada que sea más inspirador que la naturaleza. La fantasía de regresar a una vida menos tumultuosa casi siempre implica vivir en el esplendor de las montañas, los bosques o de un valle, en una isla, cerca al mar, o al lado de un lago. Estos deseos son universales, pues la naturaleza ha sido creada por la misma Fuente que nos creó a nosotros. Estamos constituidos por las mismas sustancias químicas de la naturaleza (somos polvo estelar, ¿recuerdas?).

Tu deseo de simplificar y de sentirte inspirado es impulsado por el deseo de ser tu "yo" natural, es decir, la naturaleza de tu yo. Así que camina o acampa en el bosque; nada en un río, lago o en el mar; siéntate frente a una fogata, monta a caballo, o esquía en la nieve. Esto no significa que tengas que darte unas vacaciones largas ni planearlas con meses de anterioridad: no importa dónde vivas, a pocas horas siempre habrá un parque, campamento o sendero que te permitirá disfrutar de la sensación de estar conectado con todo el Universo.

6. Marca distancia entre tú y tus críticos

Decide alinearte con personas que también quieran encontrar una inspiración simplificada. Dales una bendición silenciosa a quienes andan buscando defectos o son amigos de las confrontaciones, y apártate de su energía tan rápido como sea posible. Simplificarás tu vida enormemente si no tienes que justificarte ante nadie, y si recibes apoyo en vez de críticas. No tienes por qué soportar las críticas; simplemente agradece con amabilidad y promete pensar en lo que te digan, pues representa un conflicto que no te permitirá sentirte inspirado. No necesitas justificar tus deseos ni tu personalidad, pues esas sensaciones internas son el Espíritu que te habla: son pensamientos sagrados, así que no permi­tas que nadie los destruya.

7. Saca un tiempo para tu salud

Recuerda que el mayor problema de salud en nuestra sociedad parece ser la obesidad. ¿Cómo puedes sentirte inspirado y vivir con sencillez si consumes cantidades excesivas de alimentos y no haces el ejercicio que tu cuerpo te pide? Recuerda que tu cuerpo es el templo sagrado donde vives durante esta vida, así que saca un poco de tiempo cada día y haz ejercicio. Si sólo puedes darle una vuelta a la manzana, simplemente hazlo. De igual manera, incorpora a tu consciencia las pala­bras control de porciones: ¡tu estómago tiene el tamaño de un puño, no de una pala! Respeta tu templo sagrado y simplifica tu vida haciendo ejercicio y comiendo con moderación; ¡te prometo que te sentirás inspirado si comienzas a hacerlo ya!

8. ¡Juega, juega, juega!

Simplificarás tu vida y te sentirás inspirado si aprendes a jugar en vez de trabajar toda tu vida. Me encanta estar rodeado de niños porque me inspiran con sus risas y su frivolidad. De hecho, muchos adultos me han dicho: "Wayne, no has madurado: siempre estás jugando". ¡Esto es algo que me enorgullece profundamente! Juego cuando hablo en el escenario, y juego mientras escribo ahora.

Quiero aprovechar para darle las gracias a Howard Papush, quien escribió un maravilloso libro titulado “Tiempo de receso: sorteando tu vida en medio de las tensiones”, el cual te recomiendo (Howard también ofrece seminarios en los que enseña a jugar y a divertirse). En su libro, Howard comparte esta hermosa frase de Richard Bach: "Tu vida está orientada por un aprendiz interior, por ese ser espiritual y juguetón que es tu verdadero yo". Estoy totalmente de acuerdo: ¡por favor, entra de nuevo en contacto con tu yo real y juguetón, y aprovecha la menor oportunidad para jugar! Verás que todo será más dulce y más simple.

9. Disminuye el ritmo

Una de las observaciones más iluminadoras de Gandhi nos recuerda que, "La vida es algo más que aumentar el ritmo". Este es un gran consejo para simplificar tu vida; de hecho, disminuye el ritmo de todas tus actividades durante un momento, aquí y ahora. Lee estas palabras lentamente. Desacelera tu respiración para que seas consciente de cada inhalación y exhalación...

Cuando vayas en tu auto, disminuye la velocidad y relájate. Desacelera tu forma de hablar, tus pensamientos y el ritmo frenético de todo lo que haces. Dedica más tiempo a escuchar a los demás; sé consciente de tu inclinación a interrumpir y a dar por terminadas las conversaciones, y opta más bien por escuchar. Detente y aprecia las estrellas en una noche despejada, o las formas de las nubes en un día gris. Siéntate en un centro comercial y observa cómo todas las personas parecen ir deprisa y sin rumbo alguno.

Si disminuyes el ritmo, simplificarás tu vida y te re­unirás con el ritmo perfecto con el que funciona la creación. Imagina que tratas de forzar a la naturaleza halando una planta de tomate que acaba de brotar: eres tan natural como esa planta, así que permítete estar en paz con la perfección del plan de la naturaleza.

10. Haz todo lo posible para evitar las deudas

Recuerda que estás intentando simplificar tu vida, así que no necesitas comprar objetos que la complicarán y la trastornarán. Si no puedes adquirirlos, olvídate de ellos hasta que puedas hacerlo; al contraer deudas, sólo agregas más capas de ansiedad a tu vida. Esa ansiedad te alejará de la paz, que es el lugar donde te encuentras cuando estás en Espíritu. Si tienes que trabajar más para pagar deudas, disfrutarás menos de tu vida actual; en consecuencia, estarás más lejos de la paz y la alegría, que son los símbolos de la inspiración. Te sentirás mucho mejor y disfrutarás tu vida si tienes menos en vez de contraer deudas que no te darán paz y tranquilidad, sino estrés y ansiedad. Y recuerda: el dinero que posees sólo es energía, así que niégate a conectarte con un sistema energético que no es real.

11. Olvídate del valor efectivo

Procuro no pensar frecuentemente en el dinero, pues he observado que las personas que lo hacen no piensan en casi nada más. Entonces, haz lo que tu corazón te diga que es lo que te hace feliz, en vez de pensar si será rentable o no. No te niegues a los placeres de la vida por razones monetarias; no determines tus compras por el hecho de obtener un descuento, y no te prives de sentir alegría porque no te hicieron una rebaja. Puedes llevar una vida feliz y satisfactoria, y si en este momento estás pensando que yo tengo el descaro de decirte esto porque tienes una situación financiera precaria, es porque tú mismo has levantado tu propia barrera de resistencia.

Deja de ponerle una etiqueta con precio a todo lo que tienes y haces: a fin de cuentas, en el mundo del Espíritu no hay etiquetas con precios. No hagas del dinero el centro de todo lo que tengas o hagas; más bien, descubre el valor inherente a todas las cosas: así simplificarás tu vida y regresarás al Espíritu. Un dólar no determina el valor, aunque vivas en un mundo que intenta convencerte de lo contrario.

12. Acuérdate de tu Espíritu

Si la vida te parece muy compleja, rápida, desordenada, frenética, o difícil, acuérdate de tu propio Espíritu. Estás enca­minado a la inspiración, un lugar sencillo y pacífico en donde estás en armonía con la sincronización perfecta de toda la creación. Viaja mentalmente allí y detente con frecuencia para recordar lo que realmente quieres.




Wayne Dyer

miércoles, 13 de mayo de 2015

19 Mandamientos de María Montessori para los padres de familia


Se dice que sólo cuatro pedagogos del siglo XX revolucionarion la crianza de los niños. Son el americano John Dewey, el alemán Georg Kerschensteiner, la italiana Maria Montessori y el pedagogo de la entonces Union Soviética, Antón Makarénko.

María Montessori redactó cortos "mandamientos-recordatorio" para los padres de familia. Son sencillos, pero si lo piensas un poco más a fondo, en cada uno de ellos hay gran sabiduría en sólo algunas palabras. Genial guru recomienda a los papás y mamás leerlos al menos una vez al año (y ponerlos en práctica) así, lo mas probable es que la relación con sus hijos mejore en calidad y cantidad, además ellos crecerán con una personalidad mejor desarrollada y serán individuos más cercanos a la vida en armonía.

Los niños aprenden de lo que los rodea.
Si criticas mucho a un niño, él aprenderá a juzgar
Si elogias con regularidad al niño, él aprenderá a valorar.
Si se le muestra hostilidad al niño, él aprenderá a pelear.
Si se es justo con el niño, el aprenderá a ser justo.
Si se ridiculiza al niño con frecuencia, él será una persona tímida.
Si el niño crece sintiéndose seguro, aprenderá a confiar en los demás.
Si se denigra al niño con frecuencia, se desarrollará en él un malsano sentimiento de culpa
Si las ideas del niño son aceptadas con regularidad, él aprenderá a sentirse bien consigo mismo.
Si se es condescendiente con el niño, él aprenderá a ser paciente
Si se alienta al niño en lo que hace, ganará seguridad en sí mismo
Si el niño vive en una atmósfera amigable y se siente necesario, aprenderá a encontrar amor en el mundo.
No hables mal de tu niño/a, ni cuando está cerca, ni cuando no lo está
Concéntrate en el desarrollo de lo bueno del niño de tal manera que sencillamente no quede lugar para lo malo
Escucha siempre a tu hijo y respondele cuando él se acerque a tí con una pregunta o un comentario
Respeta a tu hijo aunque haya cometido un error. Lo corregirá ahora o quizá un poco más adelante
Está dispuesto a ayudar si tu niño busca algo, pero tambien está dispuesto a pasar desapercibido si él mismo ya ha encontrado lo que buscaba
Ayuda al niño a asimiliar lo que antes no había podido asimilar. Haz eso llenando el mundo que lo rodea de cuidado, discreción, oportuno silencio y amor.
Cuando te dirijas a tu hijo, hazlo siempre de la mejor manera. Dale lo mejor que hay en tí.

miércoles, 6 de mayo de 2015

¿Qué podemos aprender de Finlandia?



http://www.thecult.es/…/que-podemos-aprender-de-finlandia.h…


¿Qué podemos aprender de Finlandia?
El sistema educativo finlandés despierta la admiración y hasta la envidia de todos aquellos que nos dedicamos a enseñar. Sus buenos resultados a nivel internacional nos indican que las cosas en ese país se están haciendo bien.
THECULT.ES|DE CATY LEÓN

Somos optimistas por naturaleza



http://www.redesparalaciencia.com/…/redes-131-somos-optimis…


Redes para la Ciencia » Redes 131: Somos optimistas por naturaleza
Todas las novedades sobre el programa de Eduard Punset
REDESPARALACIENCIA.COM

Ken Wilber



Todos tenemos puntos ciegos, tendencias que simplemente nos
negamos a admitir como propias, rasgos que rehusamos aceptar y que por consiguiente, vertemos hacia el exterior, blandiendo toda
nuestra cólera e indignación puritana para luchar contra ellos,
cegados por un idealismo y un dogmatismo que nos impide reconocer que la batalla es interna y que el enemigo está mucho más cerca de lo que imaginamos...


Ken Wilber

Lo que no te puedes perder sobre trato digno en la vejez



http://www.cvirtual.org/…/lo-que-no-te-puedes-perder-sobre-…


Lo que no te puedes perder sobre trato digno en la vejez | centro virtual sobre el envejecimiento
El trato digno es algo que todas las personas merecemos, independientemente de raza, grupo social, sexo o edad. No obstante, los mayores en general, y...
CVIRTUAL.ORG

Cuento Sufi

Un Sultán recibió como obsequio dos pichones de halcón y los entregó al maestro de cetrería para que los entrenara.
Pasados unos meses, el instructor le comunicó que uno de los halcones estaba perfectamente educado, pero que no sabía qué le sucedía al otro: no se había movido de la rama desde el día de su llegada a palacio.
El Sultán mandó llamar a curanderos y sanadores de todo tipo, pero nadie pudo hacer volar al ave. Encargó entonces la misión a miembros de la corte, pero nada sucedió. Publicó por fin un bando entre sus súbditos solicitando ayuda, y a la mañana siguiente vio al halcón volar ágilmente por los jardines.
- Traedme al autor de ese milagro —dijo.
Enseguida le presentaron a un campesino.
- ¿Tú hiciste volar al halcón? ¿Cómo lo lograste? ¿Eres mago, acaso?
Entre feliz e intimidado, el hombrecito explicó:
- No fue difícil, Su Alteza: sólo corté la rama.
El pájaro se dio cuenta de que tenía alas y se lanzó a volar.


Una estrategia para la felicidad


https://youtu.be/HgP3JDUCV-I…



Una estrategia para la felicidad - ELSA PUNSET - El Mundo En Tus Manos
ELSA PUNSET en el programa "Para Todos La 2" de TVE. El Mundo En Tus Manos. Una estrategia para...
YOUTUBE.COM

Usted debe ser libre de la gente que le rodea.



"Usted debe comprender y establecer firmemente como una regla el no poner demasiada atención a las opiniones de otra gente. Usted debe ser libre de la gente que le rodea. Una vez que sea libre internamente, será libre de ellos también."

G.I. Gurdjieff